parkinson conozca sus cinco etapas qa

¿Qué es el Parkinson y cuáles son sus características?

¿Este artículo fue útil? 0



Esta entidad es una enfermedad degenerativa que genera entre otras cosas un tipo de trastorno del movimiento de carácter progresivo y crónico que afecta al sistema nervioso central y que puede llegar a ser muy incapacitante. Los trastornos que produce el Parkinson suceden cuando las células nerviosas, conocidas como neuronas, dejan de producir la mínima cantidad de sustancias químicas en el cerebro, en especial una conocida como “dopamina”.

No existe un examen específico que pueda confirmar el Parkinson. A medida que existan temblores involuntarios reiterados, enlentecimiento, posturas inestables o trastornos en el andar, se debería consultar con un médico especialista, neurólogo, quien en vista de todos los antecedentes podrá diagnosticar, según cada caso.

 

Síntomas:

- Leves temblores en las manos

- Lentitud en los movimientos

- Rigidez en los brazos, piernas y tronco

- Pérdida de equilibrio y coordinación

El Parkinson se calcula que afecta a más de 4 millones de personas en el mundo, siendo la segunda enfermedad neurodegenerativa más frecuente luego de la demencia tipo Alzheimer.

 

Conozca las cinco etapas:

ETAPA 1: En esta etapa existen temblores leves que afectan a un solo lado del cuerpo. No hay consecuencias en las actividades diarias. Sí suceden episodios de cambios de postura y marcha.

ETAPA 2: En esta etapa comienza la rigidez, aumentan los temblores y se extiende a ambos lados del cuerpo. No existe incapacidad total, pero las tareas diarias comienzan a ser más complejas de resolver por sí solas. Los síntomas son visibles y empeoran con el tiempo.

ETAPA 3: A lo mencionado en la etapa 1 y 2 se suma mayor dificultad de equilibrio en esta etapa. Los movimientos se tornan más lentos e imprecisos, por la misma razón aumentan las caídas. La independencia no se pierde en esta etapa, pero se vuelven realmente complicadas actividades como alimentarse, vestirse o cualquiera que requiera precisión o motricidad fina.

ETAPA 4: Al llegar a esta etapa de la enfermedad, los síntomas son limitantes y se vuelven graves. Se requiere apoyo de elementos para poder caminar y desplazarse. Ya se vuelve una necesidad contar con apoyo en la vida cotidiana.

ETAPA 5: Llegada esta etapa, el movimiento por lo general se ha perdido completamente producto de la rigidez. No hay autonomía de desplazamiento ni de actividades cotidianas.

Es importante contemplar que existen distintos niveles de fases en el Parkinson, de leve a avanzada. Con los avances médicos, la esperanza de vida de un paciente diagnosticado con Parkinson es muy similar a una persona sin la enfermedad, pero se proyecta entre 15 a 20 años sin problemas graves. Pero no se debe olvidar que es un proceso neurodegenerativo multisistémico, afecta al sistema nervioso central y no sólo a la función motora, sino también afecta al sistema nervioso autónomo, sistema gastrointestinal, genera trastornos del sueño y trastornos neurocognitivos con alucinaciones, por lo que seguirá avanzando.

La edad promedio donde inicia esta enfermedad es entre los 50 y los 60 años, se considera crónica y progresiva, que no solo afectará los movimientos de manos y hará más lento e inestable su andar, sino que su capacidad mental también se verá mermada.

Sobre 65 años tienen las personas diagnosticadas, lo que llega a ser un 70% del total de enfermos. Solo un 15% lo representan las personas con una edad menor de 45 años.

 

Problemas avanzados del Parkinson

En las etapas avanzadas del Parkinson las personas enfrentan desafíos importantes para los cuales hay que estar preparados e informados. Ejemplo de ellos son, sufrir problemas de incontinencia urinaria; falta de deseo sexual, impotencia o frigidez; trastornos respiratorios, como la neumonía aspirativa; otro trastorno que se enfrenta en etapas avanzadas es la deglución.

Los síntomas no motores de la enfermedad se encuadran en los trastornos de sueño, la lentitud generalizada, la apatía, el cansancio, la ansiedad, la depresión, los trastornos de conducta, el estreñimiento, la hipotensión, la dermatitis seborreica, los trastornos en la micción y la sialorrea (exceso de salivación).

 

Impacto psicológico y social

En esta enfermedad no solo se debe conocer sobre las dificultades físicas que provoca, ni la dependencia asociada con el avance progresivo de la misma, si no entender que el Parkinson afecta al entorno familiar y laboral de la persona con ella, y principalmente la estabilidad emocional del paciente.

Es importante estar atentos a la tristeza, angustia y cambios de estados de ánimos. Sucederán cambios de tareas en el hogar o en el ámbito laboral. Lo que demandará adaptaciones y nuevas rutinas en muchos casos.

 

*El contenido de este artículo sólo cumple la función de informar, no sustituye ni reemplaza el consejo y/o las órdenes del médico tratante relacionadas con su salud, tratamiento o medicamentos que hayan sido recetados.

 

Artículos relacionados:

 

¿Este artículo fue útil? 0

Categorías

Temas de interés recientes

Descargue un cupón de descuento AQUÍ